Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más
Ruido y fundamentalismo
 
 
 
 
 
 
El tiempo en Sanlúcar 
El Tiempo en Sanlucar de Barrameda - Predicción a 7 días y condiciones actuales.
 
Redacción
info@sanlucardigital.es

El baluarte digital
Admonición 
Gallardoski,.Esta mañana, cuando he abierto Word, me ha salido un mensaje que no sabe uno si es admonición, consejo, aliento o tal vez reproche. 
“Empiece a escribir algo interesante” me ha dicho. Si no te lo crees, abre Word, hazlo
 
 
El próximo martes SD cerrará a las 16.00h y volvemos a las 19.00h con el nuevo formato y diseño
Ruido y fundamentalismo PDF Imprimir E-mail
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 
03 de Noviembre de 2009

Imagen activaEl ruido y los  fundamentalistas seudo cristianos de Sanlúcar

Pepe Fernández.-Hace muchos años, que uno ya ha deshojado muchos almanaques, la fiesta de todos los  Santos era acompañada ineludiblemente por agua o frió, además de los puestos de la Plaza San Roque ricamente surtidos con las más variopintas frutas exóticas y las de temporada. Sin embargo el anunciado cambio climático nos ha regalado este año un día más veraniego que primaveral que se ha señoreado por las calles y paseos  más emblemáticos de Sanlúcar.

No es, sin embargo, el medio ambiente la razón por la que a estas horas de la noche este colaborador de Sanlúcar Digital quiere relatar las vicisitudes, pequeñas e insignificantes quizás, de un sanluqueño que ha vivido un día más, a pesar de todo y con todos,  en este maravilloso rincón atlántico.

Ciertamente, la mayoría de personas, creo, que prefieren la celebración de estas fiestas en un ambiente más alegre que aquellas que nos tocó vivir hace muchos años y gracias a una costumbre proveniente de la cultura norteamericana, dicen que celta, y exportada por los emigrantes  europeos a esa nación.

A uno les puede gustar o no, más aún cuando el corazón de España también esta “partio” con esa relación de amor-odio hacia el coloso americano, pero ni ellos imponen su cultura ni nosotros estamos obligados a seguirla. En definitiva, Hollywood y la televisión en pocos años han colaborado para que esta fiesta se haya implantado no solo en España sino en casi todo el mundo.

Particularmente no comparto lo que básicamente es una fiesta de disfraces, acaso tétricos o góticos, esperpénticos los más,  que sin embargo y de manera modesta o testimonial es un revulsivo para la economía del sector ya que los vendedores de disfraces hacen su agosto por estas fechas. No comparto, pero respeto a quien decide disfrazarse la noche del 31 de Octubre o manda a sus hijos a pedir caramelos a las puertas de sus vecinos, molestia que soportamos por el bien de los infantes ilusionados, más felices de  hacer sonar el porta fono o telefonillo que en recibir alguna hipotética golosina.

Ni que decir tiene que las raíces paganas de esta fiesta y de aquellas que desaparecieron, sustituidas por otras cristianas, ahondan más el sentimiento pagano de  España, que dejó hace tiempo la rémora de  “el valle de lágrimas” haciendo saltar todas las alarmas de la jerarquía eclesiástica española, muy preocupada por esta ola de paganismo y ateismo.

Así las cosas, la mayoría de sanluqueños ignoran y desoyen las llamadas de repiques de campanas en los templos de la ciudad.

No bastante con tañer tan dulces sonidos en las apacibles y tranquilas mañanas sanluqueñas, algunos aprendices de Torquemada solapan el sonido de sus campanarios con el estruendo de la pólvora a la hora que estimen necesaria para enviar no se sabe que mensaje a la ciudadanía, que enfrascada en sus quehaceres o disfrutando de su merecido descansos  se ven sorprendidas ante semejante barbarismo atronador que dejaría en pañales al mismísimo Zeus.

No importa que a las doce del mediodía, ensimismado paseas por la fresca Cuesta Belén  admirando las Covachas, La Merced o el Palacio Municipal, porque  continuas explosiones en el azul cielo barrialteño terminarán  por sustraerte del placentero paseo.

No importa que a las siete de la tarde en la plaza de  Los Cisnes, mientras saboreas un delicioso café en una conocida cafetería, el mismo energúmeno vuelva a las andadas con su batería de explosiones y así durante todo el día.

¿ Qué puedes responder a unos visitantes cuando te preguntan a qué deben esas explosiones, mientras te confiesa que al igual que a ti se le ha encogido el corazón del susto?

Nadie podría responder a esa pregunta, de ahí la inutilidad de esos actos vandálicos que solo pueden satisfacer al masoquista que prende la mecha de los explosivos y a sus mentores, seudo cristianos incívicos que en festivos días les place sobremanera molestar a sus convecinos con la excusa de algún acontecimiento religioso, todos Los Santos, que en nada tienen que ver con estos descerebrados infractores y maltratadotes del medio ambiente y de sus congéneres

Finalmente uno sólo puede aconsejar a los visitantes que te interpelan, que para la próxima vez que  vengan a Sanlúcar lo hagan provistos de tapones protectores para sus oídos, porque en esta ciudad es mejor disfrutar de lo que se ve o se come  y no de lo que se oye.

Entre las cosas que dicen algunos políticos, el incumplimiento de las normas de seguridad vial, las ordenanzas municipales sobre ruido, la publicidad ambulante con última tecnología, las discotecas callejeras, léase botellonas, o el rumoroso tráfico, es mejor estar sordos. Por si fuera poco, algunos siguen teniendo el privilegio de recordarnos muy primitivamente que siguen ahí y que no les basta con utilizar el civilizado método de anunciarse en TV diciéndote que pongas una crucecita en tu declaración de la renta, sino que se cargan de pólvora cualquier día del año para recordarte donde están, y si  no lo consiguen, al menos te fastidian el día, porque puestos a esconderte no hay un hueco en Sanlúcar donde seas capaz de  aislarte de sus explosivas llamadas, que seguro serían más atronadoras si se hicieran detonar en otras oquedades o en los suntuosos  y soberbiosos edificios  en donde sitúan sus lanzaderas, delatadoras de su  primigenia y persistente intolerancia.

 
 
 
Horario de misas
 

Vídeos
históricos más vistos

Últimas entradas más leidas

 
 
 
 
© 2021 Portal Sanlucardigital.es
Joomla! is Free Software released under the GNU General Public License.
 
Síguenos en
       
Sanlúcar Digital  ISSN 1989-1962