“Banana Republic Sanlúcar de Barrameda” Imprimir
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 
24 de Abril de 2010

Zarazaga y su motoTengo que afirmar con todo el pesar, ya que se trata del mayor ataque que se puede lanzar contra la libertad de expresión, que en el día de hoy “Sanlúcar Información”, no ha publicado ni una sola noticia o nota de prensa del Partido Andalucista. Aunque yo sea un crítico de dos pares  y el primero que recibe mis puyazos es Antonio Prats, en este caso le doy toda la razón.

José Luis Zarazaga.- Cuando uno pasea por nuestra querida localidad, a veces piensa que hay motivos para la esperanza, y ciertamente así es. No se extrañen mis sufridos lectores, todo no va a ser negativo y aunque nuestra Gerente de Urbanismo tenga el gusto en el sobaco, y haya dejado nuestro pueblo con un aspecto anodino y más gris que las cenizas del volcán de las narices, siempre hay motivos para alegrar a este humilde desarticulista su ya pérdida alma. Tengo que aclararlo y es lo siguiente: “la cigüeña de Madre de Dios ajena a la polémica de la palmera, ha instalado su nido en el campanario cercano”, para un ecologista de convicción eso es motivo de alegría y de esperanza. Lo dicho.

 

Quiero tomarme una pequeña licencia, antes de empezar a hablar de lo humano y lo divino, felicitando a nuestro colaborador y  tocayo mío, José Luis González, por la preocupación que manifiesta en la falta de cuidado de la única zona verde del Barrio Bajo. Nos define su último artículo con el sugestivo título de “El último tren a Katanga”. Perdona que te haga una pequeña aclaración. Dicha película termina con una masacre, podemos darnos un paseo por Sanlúcar y ver como ha quedado la Puerta de Jerez y la Plaza Central de la Colonia, vamos que nuestra querida Gerente de Urbanismo también es directora de cine y el último tren no es nada comparado como nos ha dejado las dos zonas verdes, ejemplos dignos de la matanza de Texas.  No sé yo por qué la Puerta de Jerez me recuerda al Valle de los Caídos, y por supuesto no creo que Tito Paco esté ahí debajo.

Últimamente me comentan que nuestro Equipo de Desgobierno está haciendo las cosas bastante mal y bien solamente unas pocas, y la oposición, pues más de lo mismo, y todo esto vale también para mis amigos los sindicalistas y demás colectivos de presión.

El desapego de los sanluqueños  hacia nuestros políticos locales se va transformando en una apatía que parece no tener límite, los medios de comunicación, ya que algunos cercenan la información, no ayudan encauzar los ánimos y lo único que están logrando es que se intente apagar un fuego lanzando botes de gasolina.

Es de República Bananera, que a un partido político que está en la oposición, cierto medio de comunicación no le publique ni una sola noticia. Tengo que afirmar con todo el pesar, ya que se trata del mayor ataque que se puede lanzar contra la libertad de expresión, que en el día de hoy “Sanlúcar Información”, no ha publicado ni una sola noticia o nota de prensa del Partido Andalucista. Aunque yo sea un crítico de dos pares  y el primero que recibe mis puyazos es Antonio Prats, en este caso le doy toda la razón, y si queremos ver el Nodo, lo mejor será visitar la Filmoteca Nacional.

Creo que parte de la catástrofe la generamos nosotros mismos. Somos un pueblo conformista y poco exigente con nuestros gobernantes. Toleramos con mansedumbre la arbitrariedad, el sectarismo y si se confirma lo que denuncia el Sindicato Independiente, estaremos tolerando también el mayor de los pecados, que no es otro que el enchufismo.

Creo que este medio digital tiene una cosa buena: “sus lectores y sus humildes corresponsales”, también creo que lo mejor que me ha podido pasar es darme cuenta de que se me lee, que se completa la información que doy y sobre todo se combate mis opiniones, se las apoya o se las critica con dureza. A todos ellos mi más sincero agradecimiento.

   A un año vista de las elecciones, asistimos a la fundación de la Banana Republic Sanlúcar de Barrameda (República Bananera de Sanlúcar de Barrameda), tan sugestivo título tal como se encabeza esta pequeña diatriba, va dedicado a mi gran amigo Paco Villoria, por las excelentes apreciaciones lingüísticas en dicha lengua con las que suele saludar a este su desarticulista.

República Bananera, porque los que intentaban salvarnos de la crisis que nos acompañan callan cobardemente. Parte de la oposición, sindicatos y algunos medios de comunicación han rendido sus armas sin apenas luchar. Las elecciones se acercan, ya parece que esta todo decidido y si en la próxima legislatura se quiere recuperar el prestigio perdido veremos cuáles son los ajustes que pagaremos el resto de los ciudadanos.

Al día de hoy no podemos seguir admitiendo que los que nos desgobiernan piensen que las cosas se arreglan solas, y que la culpa fue de los anteriores, que la verdad sea dicha, lo hicieron fatal, pero ya es hora de pasar página.

De República Bananera es que se hable de crisis económica en nuestro Ayuntamiento y se vaya a invertir 59.000 euros en una portada de Feria que acabará hecha trizas, o que se vaya a invertir 80.00 euros en traer a David Bisbal, todo sea por salir en la foto.

De República Bananera es que este servidor se haya sacado el certificado digital para pagar cómodamente sus impuestos  y resulta que el programa tramita que se vendió más que el inicio de la Piscina Cubierta, solo haya servido para salir en la portada de los periódicos.

De República Bananera es que una vez se puede comprobar que la tan debatida cigüeña ha abandonado es que se pensaba que iba a ser su lugar de anidamiento, la Delegación de Mal Ambiente no haya procedido a talar dicha palmera inmediatamente y la plaga de Picudo Rojo sigue extendiéndose por la localidad.

De República Bananera es que se nos presenten unas ordenanzas municipales que nadie cumple y mucho menos el garante de dicho cumplimiento. Se permite que la Plaza de Toros ponga carteleras por las farolas y jardines, Los carteles de David Bisbal pegados en las paredes (Ejemplo Instituto Pacheco), pintadas por todos lados, Unión de hermandades y Cofradías ensuciando las paredes de la Calle Ancha y encima se multa al que pone un cartelito de vendo piso, que estoy desesperado. No está bien, pero o todos moros o todos cristianos, máxima sanción para los responsables, incluida la empresa de los conciertos.   Pero todo lo dicho, no me extraña, ya que creo que de donde copiaron las ordenanzas, dichos problemas no existían.

De República Bananera es que ayer viernes a las once de la noche, cuatro desgraciados en moto a escape libre y haciendo el caballito, atravesarán desde la Estación de Autobuses, pasando por el Centro de la Calzada y siguiendo por el Cerro Falón, a toda velocidad haciendo caso omiso de toda norma de convivencia ciudadana.

De República Bananera, es que como después tienen un plan quitamultas, que les permite el faltar a clase, pues se pasan todo por el Arco del Triunfo.

Para finalizar y no extenderme, que después me caliento, comentar que Tercermundistas y Bananero se es cuando todo estos incumplimientos se hacen porque cumplan el ser honrado y cumplidor les hace creer que perderán votos, y ahí se equivoca nuestro Equipo de Desgobierno, creo que los ciudadanos si están dispuestos a cumplir con la normativa. Son nuestros tanto nuestros gobernantes como la oposición los que no se atreven a cumplir con la norma. Muchos sanluqueños demandamos políticos que cumplan la Ley y luego en la responsabilidad de gobierno y de gestión que han contraído con la ciudadanía hagan cumplirla.

Me quedo con la vecina República Independiente de mi Casa.