Apuntes de Historia CLII Imprimir
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 
29 de Noviembre de 2015
        “III Jornadas de Arqueología del Bajo Guadalquivir (III)”
Manuel Jesús Parodi Álvarez.-El pasado miércoles 25 de noviembre se inauguraron las III Jornadas de Arqueología del Bajo Guadalquivir, celebradas, como viene siendo tradicional, en el Palacio de Medina Sidonia de Sanlúcar de Barrameda, sede de la actividad, y que han sido organizadas conjuntamente por el Excmo. Ayuntamiento de Sanlúcar, la asociación de Amigos del Libro y las Bibliotecas “Luis de Eguílaz” y la Fundación Casa de Medina Sidonia.
Las sesiones de estas terceras Jornadas se desarrollaron a lo largo de los tres días previstos (25, 26 y 27 de noviembre), a partir de las siete, de la tarde en el Salón de Embajadores del Palacio Ducal, con gran afluencia de público, y el evento contó, como cada año, con la colaboración de diferentes entidades, instituciones y empresas de la localidad y la comarca, como el Museo Arqueológico de Jerez de la Frontera, la Universidad de Cádiz a través de su grupo de investigación “El Círculo del Estrecho”, o los Ilustres Colegios de Doctores y Licenciados en Ciencias y Filosofía y Letras de Sevilla-Huelva y de Cádiz, la asociación Ager Veneriensis, el CEPER Mardeleva, el Círculo de Artesanos, la Fundación Puerta de América, el Club de Lectura Mardeleva, el Ateneo sanluqueño, la asociación Caepionis Cultural de Chipiona, Bodegas Barbadillo, Sanlúcar Fish Spa, el Restaurante Avante Claro de Bajo de Guía, la Taberna Juan de la Plaza del Cabildo, el restaurante Poma de Bajo de Guía, Casa Bigote, Agua Cabreiroá, o la asociación cultural Andolises.

A lo largo de tres días, una docena de estudiosos de la Historia, la Arqueología y la Historiografía arqueológica de Andalucía se han dado cita en Sanlúcar de Barrameda para abordar diferentes aspectos de la Historiografía de nuestra Arqueología, centrando esencialmente su interés en los perfiles humanos de algunos de los arqueólogos que sentaron las bases de esta disciplina en el ámbito del Bajo Guadalquivir a principios del siglo pasado.
 
En el curso de las Jornadas se presentó al público el libro de Actas de las II Jornadas de Arqueología del Bajo Guadalquivir (celebradas el pasado año 2014), volumen coordinado por quien suscribe estos párrafos y que edita la asociación de Amigos del Libro con el concurso de la Fundación Casa de Medina Sidonia y que recoge las ponencias impartidas hace doce meses en el seno de la mencionada II edición de las Jornadas de Arqueología, siendo un vehículo clave de difusión de los estudios presentados en este encuentro de investigadores y cumpliéndose con su publicación un compromiso firme y claro de los editores con la divulgación histórica en (y desde) Sanlúcar de Barrameda. Es de señalar que sobre este volumen, sus contenidos, los artículos que contiene, los autores de los mismos y su naturaleza, tendremos ocasión de tratar en futuros párrafos de esta serie.
 
Del mismo modo, y en el mismo contexto de las III Jornadas, se llevó a cabo la presentación del número 8 de la revista de Historia y Arqueología del Bajo Guadalquivir, “Gárgoris”, correspondiente al segundo semestre del año en curso, 2015, publicación que edita semestralmente la sanluqueña asociación de Amigos del Libro y las Bibliotecas “Luis de Eguílaz”, y que cuenta con una trayectoria de cuatro años de publicación a sus espaldas (cabe señalar que está ya en curso el proceso de elaboración del número 9 de la revista, que verá la luz en el mes de junio del año próximo, como corresponde a la citada frecuencia semestral de la referida publicación, y acerca de la cual y sus contenidos específicos volveremos en próximos párrafos, más adelante).
 
Como hemos tenido modo de apuntar en párrafos precedentes de esta misma serie, la voluntad manifiesta que anima e impulsa esta actividad, las Jornadas de Arqueología del Bajo Guadalquivir, es precisamente la de aunar investigación y divulgación en torno a la Arqueología de las tierras de la gran región histórica, cultural y geográfica del Bajo Guadalquivir, con la vista puesta siempre en la transferencia, la divulgación y la socialización del conocimiento, fines y objetivos que desde la organización de esta actividad consideramos como el fundamental eje definidor y articulador de la misma.
 
Este ánimo ha reunido, una vez más, en Sanlúcar de Barrameda a un relevante grupo de investigadores (en el que se da cita una interesante y fructífera mezcolanza de juventud y veteranía, como en las ocasiones de los años anteriores), que han presentado al público reunido en torno a esta cita con la Arqueología y la Historia los resultados de su trabajo relativo a los perfiles profesionales y personales de algunos de los principales estudiosos que desarrollaron su actividad investigadora y de gestión en el contexto de la Arqueología del Bajo Guadalquivir (o en relación con el mismo) en la primera mitad del pasado siglo XX.
 
De este modo, algunos eminentes arqueólogos e historiadores como Adolf Schulten, George Bonsor, Manuel Esteve Guerrero o Juan de Mata Carriazo, quienes trabajaron en este entorno hace tanto tiempo (alguno hace un siglo, o casi), fueron considerados en diversas intervenciones de las Jornadas.
 
Igualmente fueron abordados los perfiles de Pelayo Quintero Atauri y Julio Martínez Santaolalla (a quienes uniría un marcado antagonismo ideológico y personal en los años cuarenta), dos arqueólogos responsables, respectivamente, de la gestión del Patrimonio Arqueológico (en todo el amplio sentido de los conceptos “gestión” y “Patrimonio Arqueológico”) en la provincia de Cádiz (Quintero Atauri sería -entre otras cosas- Presidente de la Comisión Provincial de Monumentos y responsable de la Arqueología gaditana hasta la Guerra Civil, cuando sería apartado de estas responsabilidades por los franquistas, en algún caso a punta de pistola) y en el conjunto del Estado (Martínez Santaolalla fue Comisario General de Arqueología desde el advenimiento de la dictadura franquista), de modo que el Patrimonio Arqueológico del Bajo Guadalquivir, de una u otra manera, fue responsabilidad de estos dos investigadores en la primera mitad del pasado siglo XX.
 
Los perfiles locales estuvieron asimismo contemplados, ya que dos de los personajes contemplados fueron Pedro Barbadillo Delgado, autor de varios trabajos de divulgación histórica en la época considerada, así como Cayetano de Mergelina, eminente arqueólogo sanluqueño que desarrolló en buena medida su carrera en tierras levantinas.
La conferencia inaugural, de otra parte, fue dedicada a la figura del Infante-Duque D. Antonio de Orléans, gran promotor del Orientalismo y la fascinación por el Arte antiguo, de notable influencia en la estética española de la época.
 
Todos los trabajos de Manuel Jesús Parodi publicados en SD  VER