Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más
Cartas de una sombra
 
 
 
 
   
 
Cartas de una sombra PDF Imprimir E-mail
Usar puntuación: / 1
MaloBueno 
29 de Diciembre de 2017
Los días, van camino de escasear  
Jooé Antonio Córdoba.,.Los días, van camino de escasear en detrimento de algunas horas, minutos y cuando nos demos cuenta viajaremos por el tiempo que marcan los últimos segundos del año, como esa ceniza que da origen a las llamas del nuevo año. Los días van caminando…
Este año apenas ha significado algo más que, ir dejando cosas por detrás, personas, y conceptos en esa ceniza de los segundos que se van consumiendo. Entre toda esa ceniza, aprendí a ver como era el sol al amanecer; a escuchar el lenguaje de las olas al romper sobre la arena; a sentir la acaricia del viento de un Mediterráneo milenario. Allí encontré algunas semillas de sabiduría.
 
Circunstancias que precipitan una marcha, otras que invitan al regreso. Un continuo ir hacia ningún lado. Es en este caminar, las más de las veces, impreciso y torpe donde tienes la oportunidad de conocer personas especiales, y quizás, especial sea un adjetivo escaso y burdo, pero por el momento me vale. Conocer a una joven en cuyo interior, cohabitan dos almas, la fuerza de la juventud y la sabiduría de la ancianidad, es algo que no te deja indiferente, es su mirada el canalizador donde se funde esa fuerza y sabiduría. Me atrevería a decir que es una Observadora, pero eso es algo que ella tendrá que descubrirlo en su propio camino, como los elegidos para ser Guardianes. Un observador tiene el don ver más allá de los límites entre la luz y la sombra, mientras que los Guardianes, bueno nuestra función es compleja... Curiosamente esta noche mientras escribo estas líneas un amigo se acerca hablándome sobre la percepción extrasensorial, como sin esperárselo estaba plantado frente a mí mesa, saludándome. Ni la luz, ni la sombra tienen un límite perfilado, ni bien definido…
 
Aunque pienso que ha sido un año en vacío, al mirar para atrás veo que es un vacío parcial, que ha dado paso a un lleno relativo más allá de lo simplemente material. Tengo claro que al final de la vida uno será juzgado y, por lo tanto, al mirar hacia atrás debes de quedar con la tranquilidad de haber sido fiel a ti mismo, haber luchado por aquello en lo que crees, haber seguido los designios de tu corazón. Pero no debemos de esperar a estar a las puertas del Hades, para ver. Hagamos juicio cada fin de año, para tomar conciencia a primero del siguiente.
 
Este año acaba como cada ciclo de la vida, aprendamos de ella y entendamos que cada final no es más que el inicio de un nuevo inicio.
No seremos mejor, pero intentemos por los menos, ser nosotros mismos.
 
 
   
 
     
© 2019 Portal Sanlucardigital.es
Joomla! is Free Software released under the GNU General Public License.