Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más
Se muere la chumbera
 
 
 
 
 
Google

 
 
El tiempo en Sanlúcar 
El Tiempo en Sanlucar de Barrameda - Predicción a 7 días y condiciones actuales.

ELPAIS.com | Noticias de Lo más visto

Redacción 
Visítanos en: 
         
 
 
Se muere la chumbera PDF Imprimir E-mail
Usar puntuación: / 4
MaloBueno 
19 de Agosto de 2017
La Chumbera…se nos muere
Eduardo domínguez-lobato.-Si, señoras y señores, la chumbera se nos va…las chumberas se nos mueren. Chumberas, Tunas o Atunas, porque ya no aguantan más y se nos mueren, así son las cosas, hoy por hoy.
Porque en este horizonte nuestro, tan cotidiano, campero y genuino, costero y cortijero… las vemos irse, desfallecidas, moribundas...casi definitivamente, vistiendo de luto todo, a lo largo de esta Costa Noroeste tan nuestra.
El problema es,la cochinilla del carmín, porque este insecto, diminuto e inadvertido, la devora, despacio, sí, abusa despiadadamente de su jugo, y se la come, en esa deshidratación blanquecina que acaba con su fortaleza primigenia.
Sí, estas, esas chumberas, tan ahora moribundas, y antes tan delimitadoras de lindes y propiedades, y que tanto han influido en la esencia paisajística de nuestros campos, con su fruto por antonomasia, el higo chumbo.

Ese higo chumbo definitivamente arrimado a la libertad razonable de cada viandante cuando reposando, a pie de lindero, sacaba la navaja campera para deleitarse  con ese sabor verde, agreste e indómito.
 
Porque la chumbera aterrizó apaciblemente por estos lares del sur, con la parsimonia del que viene para quedarse, aunque a fecha de hoy, y administrativamente hablando, sea catalogada aún como planta invasora, siendo lo cierto y verdad  que es una de nuestras más firmes y sempiternas paisanas de hoy.
 
Pues lo dicho, que se nos muere invadida por esa cochinilla voraz, cochinilla del carmín, Dactylopius Opuntiae, creadora y favorecedora de tintes naturales en las américas y en las granjas de aquí pero que ahora, y sin control, sin vigilancia y sin domesticar por parte del hombre…esta devorando lenta, pausada pero definitivamente a esta planta tan nuestra, tan andaluza y tan de nuestras cosas.
 
Cochinilla del Carmín, insectos que no son autóctonos de nuestra zona y que por diversos    motivos  nos están invadiendo y acabando con especies de árboles y plantas que pertenecen a nuestro más entrañable entorno y a nuestra cultura.
 
Parece ser que la plaga comenzó su expansión hace 7 u 8 años en la Región de Murcia y se extiende desde Almeria, Malaga hasta nuestra zona.
Cierto es que de ésta cochinilla  se obtiene un colorante rojo carmín base de las antiguas pinturas de palacios y edificios religiosos e incluso base de maquillaje de los antiguos sacerdotes, sacerdotes a los que hoy habría que invocar, y a los “sacerdotes” de lo público hoy  ,también,  autoridad administrativa, para que propiciaren el milagro del tratamiento urgente y la salvación.
 
La infestación intencionada de las Opuntias con ninfas de cochinilla produce resultados espectaculares, es decir, precisamente lo que está ocurriendo en nuestra zona, de manera natural, con el peligro de expansión de la especie Opuntia.
 
Hoy en día, afortunadamente, es posible la lucha biológica contra estos parásitos porque en España existen enemigos naturales como la mariquita Criptolaemus montrouzieri y las avispas parasitoides Anagyrus Pseudococci y Leptomastix Algirica, razón de más para que entre todos, y con todos, empecemos a salvar a las Chumberas.
 
Y escarbando en lo puramente administrativo, parece ser que la Administración  considera a las Chumberas como especie exótica e invasiva, y por lo tanto no se puede actuar teóricamente en su defensa.
 
Todo disfrute exige su tributo…y debemos de actuar ya para evitar estos accidentes mortales diseminados caprichosamente por estos linderos y carreteras de Dios, o del demonio, cualquiera sabe, traducidos en cifras escalofriantes, casi irremediables, por otro lado, increíble situación en esta Europa del bienestar y del progreso, sin que nadie acierte todavía  a remediar  y dar con el quid de la cuestión.
Lógicamente también tienen mucho que decir los agricultores para su salvación, y los poseedores, en sus fincas, de estas chumberas, también. Y así salvadas…las chumberas vuelvan a la tibia monotonía de nuestro paisaje cotidiano.
 
Y ahora, que la Administración actúe con celeridad, los técnicos tengan medios y mando, y luego…que Dios nos coja confesados y los ángeles de la guarda hagan jornada intensiva y permanente, ojala nos escuchen y protejan…y los otros, también. En otro caso…
Las Chumberas…D.E.P.
 
 
 
Farmacias de guardia
 
Horario de misas
 El baluarte digital
"Bandoleros, no. Son peor, son banqueros."
Se vino para mi directamente, casi sofocado, y antes de darme el hola, me suelta una suerte de afirmación categórica: Bandoleros, no, Son peor son banqueros.  Aprovechan las debilidades y desgracias de los ciudadanos indefensos ante la administración, para esquilmarlos en beneficio de sí mismo. Mientras le ponen medallas de bailador egregio, que junto con su quehacer capilleril, constituye el perfecto bailarín de la catedral hispalense, denominados seises.
Últimos entradas más leidas
 Sanlúcar  Media
Sanlúcar Digital  ISSN 1989-1962
 
 
     
© 2017 Portal Sanlucardigital.es
Joomla! is Free Software released under the GNU General Public License.