Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más
Apuntes de Historia CXCVI
 
 
 
 
   
 
Apuntes de Historia CXCVI PDF Imprimir E-mail
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 
01 de Octubre de 2016
Notas acerca del Congreso Internacional sobre la Primera Vuelta al Mundo (I)”
Los pasados días 26 y 27 de septiembre se celebró en Sanlúcar de Barrameda, en el Castillo de Santiago, organizado por el Ayuntamiento de la ciudad con la colaboración de varias entidades de la misma (tales como el Ateneo de Sanlúcar, el Círculo de Artesanos, la Fundación Puerta de América, la asociación de Amigos del Libro y las Bibliotecas “Luis de Eguílaz” y Officia) el I Congreso Internacional sobre la I Vuelta al Mundo, que reunió a un relevante elenco de especialistas en torno al hito histórico de la Circunnavegación.

Las conferencias y mesas redondas del Congreso se desarrollaron a lo largo del lunes 26 en horario de mañana y de tarde (de 09:30 a 13:30h. y de 17:00 a 20:00h. concretamente) y el martes 27 en horario de mañana (de 09:30 a 13:30h.); el acceso a las mismas ha sido libre y gratuito, habiendo estando sujeto tan sólo a las posibilidades ofrecidas por el aforo de la sala (el “Aula Maior” del Castillo de Santiago, precisamente).
 
Entre las diferentes instituciones y entidades de investigación que contaron con intervinientes en las sesiones de este Congreso se contaron las Universidades de Viena (Austria), de Sevilla y de Cádiz, así como el Archivo Histórico de Euskadi, siendo una veintena de investigadores quienes dieron cuenta a los asistentes al Congreso de los contenidos de sus diferentes intervenciones relativas a muy diversos asuntos relacionados con la hazaña histórica de Ia Primera Vuelta al Mundo y la Sanlúcar del siglo XVI, protagonista de aquel hito de la Historia de la Humanidad pues desde Sanlúcar se hicieron a la mar los cinco barcos de la expedición (las naos Victoria, Trinidad, Concepción, Santiago y San Antonio) un 20 de septiembre de 1519 para regresar la nao Victoria a Sanlúcar tres años más tarde, un seis de septiembre de 1522, culminando la aventura.
 
Como hemos tenido ocasión de señalar con anterioridad y quedó de manifiesto en las sesiones del referido Congreso, el proyecto de la Vuelta al Mundo sería una iniciativa pública, estatal, auspiciada por el Estado (por la Corona) y directamente impulsada por Carlos V, emperador del Sacro Imperio y rey de Castilla, Aragón y los distintos reinos hispánicos, en la que asimismo tendría su propio espacio la iniciativa privada, como muestra el caso (ejemplo de lo señalado) del papel representado en la misma por el empresario Cristóbal de Haro, a quien puede considerársele como un auténtico promotor de la iniciativa, siendo la persona que respaldaría a Hernando de Magallanes en los menesteres que consiguieron echar a rodar el proyecto dando pie a la plasmación y puesta en marcha del Viaje.
 
El de la Vuelta al Mundo sería un proyecto de carácter internacional, liderado por España y en el que encontraríamos un buen reflejo de la Europa de la época, pues en el mismo participarían marinos de nacionalidades distintas como portugueses, como el mismo Magallanes, españoles, como el propio Juan Sebastián de Elcano, italianos, como el cronista de la expedición, Antonio Pigafetta, o incluso algún representante del Mediterráneo oriental, como el griego Francisco Albo, autor de un derrotero de la navegación seguida por la expedición (por citar algunos casos más significativos), de modo que, si lo consideramos bajo una mirada de amplio espectro, podemos señalar que no sería sólo un proyecto paneuropeo (auspiciado por España y lanzado al mundo desde Andalucía) por los componentes que lo integraban, sino también por el gran interés que suscitaría en las Cortes europeas de la época; a este respecto cabe mencionar que Antonio Pigafetta mandaría copias de su “Crónica” del Viaje a los reyes de Portugal e Inglaterra, a la regente de Francia, al Papa y al Gran Maestre de la Orden de Malta).
 
En lo que atañe a Sanlúcar de Barrameda, y como venimos señalando en tantas ocasiones como nos es posible, esta época convertiría a la ciudad en el verdadero punto de referencia del "Cosmódromo" de la Modernidad, el eje entre las costas de Huelva (donde se encuentra Palos, base del primer Viaje Colombino), la ciudad de Sevilla (donde desde 1503 se establecería la Casa de Contratación, sede del control estatal sobre el comercio y las navegaciones transatlánticas), y la ciudad y Bahía de Cádiz: un verdadero "perímetro estelar" en el contexto de las navegaciones atlánticas y oceánicas en general, y americanas en particular, que a lo largo de los siglos XVI y XVII vendrían a romper las barreras del aislamiento entre el Nuevo y el Viejo Mundo, consolidando las relaciones entra ambas orillas del océano Atlántico, y todo ello canalizado en buena medida, como sabemos, a través del Golfo de Cádiz en cuyo vértice, se encuentra nada más y nada menos que ese "Cabo Cañaveral", ese "Baikonur", ese centro de lanzamiento de las “naves espaciales” de los siglos XV y XVI que sería la ciudad y puerto de Sanlúcar de Barrameda.
 
Ello marcaría para siempre los ritmos vitales de la ciudad. Su población adquiriría un marcado carácter cosmopolita, con presencia de ingleses (baste mencionar la iglesia de San Jorge, de 1517, fundada por orden del rey inglés Enrique VIII... con anterioridad al Cisma), franceses, italianos, flamencos, muchos de ellos al servicio de la Casa Ducal de Medina Sidonia, sí, pero también atraídos al calor del comercio con el Nuevo Mundo, de las navegaciones, de la Mundialización de la que la I Vuelta al Mundo sería uno de los capítulos iniciales de mayor peso.
 
El comercio crearía una gran riqueza, permitiría, mejor dicho, el flujo de una gran riqueza, que dejaría huella monumental y patrimonial de hondo arraigo en la ciudad: aún hoy existe una enorme desproporción (positiva) entre la riqueza patrimonial de la ciudad y su demografía (actual e histórica). En este sentido no sólo es de destacar el Patrimonio Histórico Monumental civil y militar (palacios, como el del Medina Sidonia, castillos como el de Santiago...), sino el religioso: los monumentos religiosos, aún en activo como tales o reconvertidos en espacios ya sea culturales (iglesia de La Merced, convento de La Victoria) o bodegueros (iglesia de los jesuitas o de La Compañía, convento de San Agustín, convento de Santo Domingo...) dan fe aún hoy de la riqueza del Patrimonio eclesiástico de la localidad, algo relacionado con el hecho de ser Sanlúcar -durante largo tiempo- punto de embarque hacia América y Asia de los religiosos y religiosas de las diferentes órdenes que zarpaban desde aquí hacia sus destinos en los ámbitos americano y asiático.
 
Todos estos aspectos de la Historia de la Primera Circunnavegación fueron abordados, desde diferentes puntos de vista, por los distintos ponentes que se dieron cita en las cuatro sesiones del Congreso Internacional sobre la I Vuelta al Mundo desarrolladas a lo largo del lunes 26 y el martes 27 de septiembre, unos contenidos que mencionaremos en las próximas páginas de esta serie.
Todos los trabajos de Manuel Jesús Parodi publicados en SD  VER
 
 
   
 
     
© 2019 Portal Sanlucardigital.es
Joomla! is Free Software released under the GNU General Public License.