Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más
De la pobreza a la dignidad
 
 
 
 
   
 
De la pobreza a la dignidad PDF Imprimir E-mail
Usar puntuación: / 2
MaloBueno 
16 de Marzo de 2016
"Esos mismos señoritos ante los cuales, quienes llevan tantos años gobernando Andalucía junto a quienes dicen venir a regenerar la política (aquí en Sanlúcar ya les conocemos desde hace muchos años y sabemos de qué pie cojean) "
En estos días nuestro pueblo vuelve a ocupar páginas de medios de comunicación por ser la localidad con más paro del país y la segunda más pobre según estudio del Instituto nacional de industria.  Un año más nuestro pueblo vuelve a ser señalado, siendo objeto de “sesudos” análisis por ¿periodismo? de barra de bar, que pisotea nuestra dignidad aduciendo vagancia y dependencia de subvenciones. Y desde arriba nos miran con desprecio: ¡estos andaluces! ¡viviendo la vida loca mientras nosotros trabajamos para pagarles los desempleos! Y nuestros gobernantes se suman a este pisoteo infame: “Ahora he quedado con unos amigos para salir a cenar y sé que me costará encontrar una mesa libre en una terraza” dice quien desde los altares de la casta política (imposible encontrar mejor muestra del significado de esta expresión) desconoce el significado de la palabra pobreza. 

De la pobreza de no poder llegar a fin de mes ni tan siquiera estando trabajando, de la pobreza de no tener vivienda y habitar infraviviendas o tener que ocuparlas, del temor a que te embarguen el coche o la motocicleta siendo ésta tu herramienta de trabajo, de los cortes de luz y de agua y pedir prestado a familiares y amigos para pagarla, de vivir de la pensión del abuelo,  de que tus hijos desconozcan el significado de la palabra vacaciones, del miedo a enfermar porque no tienes cobertura, del trabajo semiesclavo de las mujeres en labores agrícolas y de cuidados, y tantas visiones de la pobreza que podría contarle.
 
Quizá en lugar de cenar en los bares a pie de playa o del centro de la ciudad podría visitar las barriadas, el barrio alto, las corralas o preguntar a los camareros por sus condiciones laborales en lugar de darles una propina. Y quizá tendría que revisar y conocer la historia del pueblo andaluz, de señoritos terratenientes que desde su montura pisoteaban nuestra dignidad y se quedaban con el fruto de nuestras doloridas espaldas. Esos mismos señoritos ante los cuales, quienes llevan tantos años gobernando Andalucía junto a quienes dicen venir a regenerar la política (aquí en Sanlúcar ya les conocemos desde hace muchos años y sabemos de qué pie cojean) siguen doblando la espalda de reverencia en reverencia reservándose su altivez para desgranarla ante el pueblo que le canta las verdades. La pobreza de mi pueblo señala la luna y ellos miran el dedo para defender los intereses vergonzosos de los altos capitales. Soy sanluqueña, soy mujer y soy pobre porque no sé si mañana tendré para pagar mi vivienda o pagar los estudios de mis hijos. Quizá querrían vernos encerradas bajo la cama ocultando nuestra dignidad, pero no será así, nos encontrarán en la calle, sonriendo, compartiendo, denunciando, exigiendo techo, pan y dignidad y haciendo visible la iniquidad que supone decir ¡con lo bien que se vive en Sanlúcar! para quien se arrima al poder para conservar su poltrona en parlamentos y diputaciones.
 
Gloria Jurado Gil.
Círculo Podemos Sanlúcar.
 
 
   
 
     
© 2019 Portal Sanlucardigital.es
Joomla! is Free Software released under the GNU General Public License.