Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más
Apuntes de Historia XCV
 
 
 
 
 
Google
 
El tiempo en Sanlúcar 
El Tiempo en Sanlucar de Barrameda - Predicción a 7 días y condiciones actuales.

ELPAIS.com | Noticias de Lo más visto

Redacción 
Visítanos en: 
         
 
 
Apuntes de Historia XCV PDF Imprimir E-mail
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 
26 de Octubre de 2014
Nociones generales IV
Manuel Jesús Parodi Álvarez.-En los precedentes párrafos de esta pequeña serie dedicada a algunas nociones generales (esenciales) sobre la Historia de Sanlúcar de Barrameda señalábamos que una de las cosas que, quizás, más se echa en falta, en mayor o menor medida, en los contextos de la Historia local (y no sólo en el caso de Sanlúcar de Barrameda), es una suerte de vademecum, que pueda servir para resumir algunos de los hitos de la Historia de una ciudad, con vistas a su disponibilidad de forma directa, fácil y asequible tanto para el especialista como, sobre todo, para el gran público.
Señalábamos además que en demasiadas ocasiones nos detenemos a considerar cuestiones y asuntos específicos, sin duda interesantes, pero alejados de lo global, sin atender convenientemente los marcos generales en los que estas cuestiones se encuentran engarzadas.

En esta línea dábamos, sin mayores pretensiones ni afanes que los de contribuir modestamente a la divulgación de la Historia local de Sanlúcar (tarea de la que sólo somos una parte, en el seno de la rica Historiografía local, actual y precedente, de la que nos reconocemos, siempre, deudores), dábamos, decía, comienzo a una pequeña, muy pequeña, serie de artículos destinados a recoger algunos de los hitos referenciales en el contexto de la Historia local sanluqueña.
 
Y si en los primeros textos (aparecidos con la lógica antelación a éste) nos ocupábamos (dentro de este formato e intenciones) de los momentos más antiguos de la Historia local, y en el texto inmediatamente anterior nos acercábamos a la llegada de la Casa de Guzmán a Sanlúcar de Barrameda, en estos párrafos habremos de aproximarnos a la Modernidad, a los hitos, esenciales y absolutamente fundamentales, que desde finales del siglo XV marcaron los ritmos no sólo de la Historia local, sino de la Historia de España, de Europa, y en realidad de buena parte del Mundo.
 
En estos momentos de tránsito entre la Edad Media y la Edad Moderna, la Casa de Guzmán mantiene relaciones comerciales con el Norte de Europa, especialmente con las Britanniae, Maior (Inglaterra) y Minor (Bretaña, en Francia), fruto de lo cual serán hitos sanluqueños como la calle Bretones, barrio comercial medieval por excelencia, o la iglesia de San Jorge “de los ingleses” (podría decirse), en la calle homónima.
 
Por esta misma época (en la Baja Edad Media), Sanlúcar de Barrameda comienza a crecer fuera de las murallas: se produce una expansión del caserío a los pies de la Barranca, trascendiendo el poblamiento a zonas extramuros, fenómeno al que no serían ajenos los espacios comerciales como la citada calle Bretones, o espacios fabriles como la Chanca (factoría de tratamiento y transformación del pescado, sita en las inmediaciones de la calle homónima, o instalaciones de apoyo de las Atarazanas…) y las Atarazanas (Viejas y Nuevas) de los duques, ejes económicos del incipiente Barrio Bajo.
Los Guzmanes, señores de Sanlúcar, reciben el título de duques de Medinasidonia, el segundo título ducal más antiguo del Reino de Castilla, a mediados del siglo XV, y la reina Isabel I de Castilla, recelosa del poder de los Guzmán, visita Sanlúcar a finales del siglo XV…, sólo para comprobar que es cierto lo que le habían dicho en los mentideros del Alcázar de Sevilla, y obrar en consecuencia: mermando el poder de la Casa de Medinasidonia, suficientemente encumbrada…
 
Podemos señalar sin lugar a dudas que uno de los momentos estelares de la Humanidad, parafraseando a Stefan Zweig, fue sin duda aquél en el que el Mundo hasta entonces conocido (desde la perspectiva europea, y por tanto, española, andaluza y sanluqueña) se “abrió”, se “expandió”: se navegaron mares nuevos, se descubrieron tierras nuevas y los perfiles del Planeta se redondearon, de la mano de los exploradores y navegantes lusos e hispanos de fines del siglo XV y principios del XVI.
 
Desde Sanlúcar de Barrameda, como es sobradamente conocido, zarparía la mayor parte de las expediciones de exploración y descubrimiento que la Corona de Castilla mandó al “espacio exterior” de aquella época, esto es, en los albores de la Modernidad: los mares inciertos y los Mundos Nuevos esperaban a los navegantes allende las olas.
 
Sanlúcar era la “Cabo Cañaveral” de las postrimerías del siglo XV (algo en lo que hemos insistido previamente y en lo que seguiremos insistiendo, una idea que ya empezamos a oír en boca de otros y casi hasta a leer en párrafos de otros, una idea, una comparativa, que es original del llorado profesor Franco Bazzanti, buen amigo de quien suscribe, florentino como Pigafetta, ingeniero y navegante -como Pigafetta- él mismo, y buen conocedor de estas aguas, y del Atlántico de quien la tomamos, reconociéndole la autoría): desde aquí “despegaban” las “naves espaciales” de la época: carabelas, cocas, naos, carracas, negras y panzudas naves redondas en cuyas tablas viajaban los anhelos y esperanza de tantas personas cuyas vidas quedarían irremisiblemente ligadas a las tierras que alcanzaron en el Continente Americano, o a las aguas saladas que se convertirían, en su caso, en su definitiva morada.
 
Desde Sanlúcar partiría Cristóbal Colón en su Tercer Viaje de exploración en mayo de 1498, para descubrir la Tierra Firme del Nuevo Mundo, y Sanlúcar sería asimismo protagonista del Cuarto Viaje (y último) del Almirante: así, por estas aguas y riberas pasaría a su partida en dicha última expedición (que zarpó desde Sevilla), y asimismo Sanlúcar sería el puerto de arribada de Colón a su retorno de este Cuarto Viaje, en noviembre de 1502.
 
Igualmente, Sanlúcar sería el puerto de partida y de retorno de la expedición de Magallanes-Elcano, que entre 1519 y 1522 (como sabemos) protagonizaría la Primera Vuelta al Mundo conocida en Europa, la Primera Circunnavegación del Globo Terráqueo ejecutada por Occidente…, un viaje que por sí solo justificaría muchas cosas, ayudaría a muchas cosas, y serviría por sí solo para situar a Sanlúcar de Barrameda en una suerte de “Libro de Oro” de la Historia de la Humanidad.
 
La vieja ciudad de la Barranca, con su arrabal de la Ribera, con ese Barrio Alto medieval que tanta Historia y tantos secretos guarda, sería protagonista absoluta, junto con ciudades atlánticas hermanas como Lisboa, Sevilla o Cádiz, de esos momentos históricos, de aquella gran aventura de la Historia que daría comienzo a lomos de naos y carracas, a fines del Cuatrocientos.
 
Los caminos americanos se hacen presentes en Sanlúcar en la forma de no pocos de sus edificios históricos, cuyas fachadas, torres, balcones, zaguanes, patios y miradores nos hablan de tiempos de viajes, de galeras y maderas embreadas, de descubridores y exploradores, de comercio, de galeones y Flotas de Indias, en un baile pétreo que abarca desde finales de la Edad Media con el Palacio de Medinasidonia o el Castillo de Santiago, a través del esplendor del Barroco, con las iglesias y conventos sanluqueñas, y hasta el Siglo de las Luces, cuando las Casas-Palacio se convierten en islas y testimonio de la prosperidad del comercio indiano.
 
El viejo Palacio Ducal de Medinasidonia, guardián del río y la villa, erigido sobre el aún más viejo ribat islámico, que hunde sus raíces en la época de los emires Omeya de Córdoba, se alza sobre los perfiles de la Barranca…, balcón sobre el río al que vigila y contempla desde su atalaya blanca, y que tanto tuvo que ver con las navegaciones atlánticas castellanas, con el comercio por el río, con los Descubrimientos geográficos de los siglos XV y XVI, el secreto de todo lo cual se atesora en los legajos del Archivo General de la Fundación Casa de Medina Sidonia.
 
Todos los trabajos de Manuel Jesús Parodi publicados en SD   VER
 
 
 
Farmacias de guardia
 
Horario de misas
Actualizado Enero 2018
 
El baluarte digital
 
Así no podemos
El viejo del Asilo.-Leo con asombro y no con poca decepción, el balance que Podemos Sanlúcar hace en SD de los resultados electorales. Con asombro y decepción porque no hacen públicamente ni la menor autocritica y se limitan a culpabilizar de la abstención y del auge de la extrema derecha al resto de los partidos y a la banca.
 
"El socialismo, es una forma de pensar y de vivir. Se es o no se es. Y Por supuesto el PSOE no lo es"
Realmente no se de que se extraña la Susana con los resultados de la rifa de la chochona. Si su preocupación por los trapos sucios, de tantos años. Su presidencia no ha podido ser más caótica inútil, y derrochadora. Los que vivimos por aquí, sabíamos que, con ejemplares como el cornejo, proveniente de la santa investidura, y el chiqui, zurrapa de los estertores de un partido.
 
Últimos entradas más leidas
 Sanlúcar  Media
Sanlúcar Digital  ISSN 1989-1962
 
 
     
© 2018 Portal Sanlucardigital.es
Joomla! is Free Software released under the GNU General Public License.