Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más
Apuntes de Historia XCIII
 
 
 
 
 
Google

 
 
El tiempo en Sanlúcar 
El Tiempo en Sanlucar de Barrameda - Predicción a 7 días y condiciones actuales.

ELPAIS.com | Noticias de Lo más visto

Redacción 
Visítanos en: 
         
 
 
Apuntes de Historia XCIII PDF Imprimir E-mail
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 
19 de Octubre de 2014
Nociones generales III
Manuel Jesús PArodi Álvarez.-La llegada de los Guzmán a Sanlúcar (su toma de control sobre estas tierras y sus aledaños, fenómeno que terminara de completarse a lo largo de los años que se extienden entre 1275 y 1297, al menos, en línea de máxima), y la conversión de Sanlúcar en la capital de sus amplios Estados, que se extendían por el litoral español del Golfo de Cádiz, llevaron a la vieja población omeya (articulada quizá en torno al núcleo amurallado del Hisn y el ribat emplazados en el corazón del actual Barrio Alto, embrión del casco urbano sanluqueño tal como habría de desarrollarse con el paso de los siglos que desde el lejano XIII nos llevan hasta el actual XXI), que luego fue almorávide, almohade y taifa, a verse incluida en los grandes circuitos comerciales del Mediterráneo y del Atlántico, de la mano de la Casa de Medinasidonia y en el contexto de la Baja Edad Media.
Las tan estrechas relaciones de los Guzmanes con el Norte de África (con el Magrib Al Aqsa, con las tierras costeñas septentrionales del actual Reino de Marruecos, unas relaciones tan estrechas que la prosperidad de la Casa de Guzmán se forjaría precisa y no casualmente en el ámbito del viejo Fretum Gaditanum de los romanos) se verían reforzadas por sus no menos estrechas vinculaciones con uno y otro lado (de los cuatro lados, en realidad, Norte, Sur, Este y Oeste) el mencionado Estrecho de Gibraltar, con el comercio, la guarda de dichas costas encomendada por la Corona, y la floreciente industria de la caza del atún.

Entre las múltiples dedicaciones, tareas y funciones desempeñados por la Casa de Guzmán desde su capital de Sanlúcar estaría el de la lucha contra la piratería en el Estrecho de Gibraltar, una tarea desarrollada esencialmente en el arco cronológico desplegado entre los siglos XV y XVII, cuando más intensas serían las actividades piráticas en el marco del pequeño gran mar extendido entre Europa y África entre una y otra orillas del Estrecho.
 
Los piratas asentados en ciudades del norte de Marruecos, como la durante tanto tiempo tan floreciente como independiente ciudad de Tetuán, emporio de piratas y puerto fluvial sobre el río Martil (antes llamado Martín y mucho antes aún flumen Tamuda, de acuerdo con fuentes tan lejanas en el tiempo y dispares como Plinio y Bocaccio), acechaban el comercio y las navegaciones en dichas aguas (un Caribe más cercano, pero no menos colorido), además de asolar con sus incesantes razzias y expediciones de saqueo las costas meridionales peninsulares, en búsqueda de prisioneros a los que esclavizar.
 
Precisamente Sanlúcar de Barrameda habría de ser la cabecera de la exitosa lucha contra la piratería en el Estrecho, una lucha sostenida por la Casa de Guzmán como garantes de la guarda de estas aguas y sus costas, como bien ha estudiado (entre otros historiadores), el barbateño Antonio Aragón, autor de una reciente monografía sobre el particular (una monografía que tuvimos ocasión de presentar en Sanlúcar no hace mucho gracias a la asociación de Amigos del Libro y las Bibliotecas “Luis de Eguílaz”).
 
Es de señalar que, como es de sobras conocido, las almadrabas y el atún se encontrarían en la base de la riqueza y el poder de la Casa de Guzmán, una casa nobiliaria los cimientos de cuya prosperidad eran ciertamente poco ortodoxos para la época, estando más basados en la producción industrial de conservas de atún -siguiendo la tradición romana- y el comercio que en la agricultura y las tierras.
En este sentido, baste señalar que si en el yacimiento arqueológico de La Algaida existen piletas de salazón de época romana, destinadas precisamente a la elaboración de conservas y salazones, así como de salsas saladas, de pescado (las salsamenta y el tan famoso garum de los romanos, que también se elaboraría en tierras hoy sanluqueñas), estas actividades de transformación del pescado no se abandonarían en el tiempo: la existencia de una calle denominada “Chanca”, en pleno corazón del Barrio Bajo, al pie de la Barranca (toponimia urbana más que significativa sobre la que existen referencias) evidencia la presencia de una instalación de esta naturaleza.
 
Es de señalar, llegados a este punto, que una “Chanca”, de acuerdo con el DRAE, el Diccionario de la Real Academia de la Lengua, es (en su segunda acepción) una palabra “de origen desconocido”, que significa: “depósito a manera de troje destinado a curar boquerones, caballas y otros peces para ponerlos en conserva” (en su primer significado, especialmente en Andalucía); asimismo y también de acuerdo con el DRAE, “Chanca” es una “pequeña industria de salazón de pescado” (en su segundo significado, e igualmente de modo especial en Andalucía).
 
Así pues, en las calles del pie de la Barranca, entre Bretones y San Jorge, han de buscarse las Atarazanas (nuevas y viejas, las instalaciones de construcción, reparación y alistamiento de buques) del Duque, y la Chanca, la que podría haber sido la factoría de salazones y conservas de pescado, la caetaria de la Sanlúcar medieval.
 
Los horizontes africanos de la Casa de Guzmán, sus intereses en la zona del Estrecho de Gibraltar, se verían completados, complementados y casi desbordados por la proyección atlántica de la Monarquía y el Estado desde finales del siglo XV. Si el Estrecho de Gibraltar, con las almadrabas y los atunes, con el comercio y la lucha contra los piratas, sería una de las fuentes principales de la riqueza y prosperidad de la Casa de Guzmán, el nuevo horizonte atlántico habría de redundar asimismo en beneficio de una Sanlúcar convertida en punto de partida de las expediciones de exploración y colonización de las Américas, a lo largo del siglo XVI.
 
Las Canarias, las costas africanas y las aguas del proceloso Atlántico, verdadero camino al Nuevo Mundo, formarían los perfiles del nuevo paisaje de Sanlúcar, un horizonte proyectado hacia la posteridad,  desde las postrimerías del siglo XV, cuando la Historia de Sanlúcar quedaría indisoluble e indiscutiblemente ligada a la gran Historia de la Humanidad, como la Gesta Colombina (con el Tercer Viaje del Almirante partiendo desde estas costas), la Primera Circunnavegación del Globo (que saldría igualmente de estas orillas), y Cervantes (que inmortalizó las playas de Sanlúcar en las páginas de “El Quijote”) se encargarían de demostrar, por si fuera necesario...
 
En la Baja Edad Media, tras el establecimiento del Señorío de los Guzmanes sobre Sanlúcar, se producirían las navegaciones atlánticas de la antedicha Casa de Guzmán, una aventura que llevaría al establecimiento de un señorío temporal sobre las islas menores del archipiélago canario (algo que la Corona de Castilla terminaría por “reconducir” al incorporar finalmente el conjunto de las islas a sus dominios).
 
En un contexto ya local, los siglos XIV y XV verían el comienzo del desarrollo del gran programa constructivo de la Casa de Guzmán en Sanlúcar de Barrameda, algunas de cuyas primeras y más relevantes manifestaciones estarían destinadas a potenciar las estructuras defensivas de la villa, con la ampliación del espacio amurallado en el núcleo del Barrio Alto (rebasando los límites del viejo Hisn), o la edificación del Castillo de Santiago, por ejemplo.
 
Este programa constructivo, al que debemos no pocos de los principales edificios históricos de la ciudad produjo igualmente el comienzo de la transformación del viejo ribat del Barrio Alto en el Palacio de Medinasidonia, se construyeron Las Covachas, portada monumental del citado Palacio de Medinasidonia (y de la población, en realidad) al mar. Y eso no sería más que el principio…
 
Todos los trabajos de Manuel Jesús Parodi publicados en SD   VER
 
 
 
Farmacias de guardia
 
Horario de misas
Actualizado Enero 2018
 
El baluarte digital
 
Domingo y de Feria
Domingo, Feria de la Manzanilla en esta ribera del Guadalquivir. Semana la que está por acabar en la que se han olvidado todos los problemas, donde ya no nos acordamos entre acordes de sevillanas, macetas y copas de buen caldo, de temas como el del mercado de Abastos.
 
 
Ciudadanos, alias : C'$, apoya a PaPá'$ ( Y a mamá'$ también )
María Natividad Salazar Sánchez.-Re$umiendo :No sabemos si es el vecino quien elige al alcaLde, o es el alcaLde quien elige a los vecinos.
( Fin de la cita )
 
 
 

 
Últimos entradas más leidas
 Sanlúcar  Media
Sanlúcar Digital  ISSN 1989-1962
 
 
     
© 2018 Portal Sanlucardigital.es
Joomla! is Free Software released under the GNU General Public License.