Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más
Apuntes de HistoriaXLIII
 
 
 
 
 
Google

 
 
El tiempo en Sanlúcar 
El Tiempo en Sanlucar de Barrameda - Predicción a 7 días y condiciones actuales.

ELPAIS.com | Noticias de Lo más visto

Redacción 
Visítanos en: 
         
 
 
Apuntes de HistoriaXLIII PDF Imprimir E-mail
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 
03 de Noviembre de 2013
Curiosidades de un escudo (II) 
Manuel Jesús Parodi Álvarez.-En el anterior artículo tratábamos de acercarnos a los contenidos del escudo de la ciudad de Sanlúcar, considerando algunas de las descripciones que se hacen del mismo en diversos espacios de la red de redes (internet), partiendo de la perspectiva de la convivencia en dicho espacio heráldico de elementos fuertemente simbólicos de naturaleza cristiana y precristiana, que de manera armónica y estática se ven plasmados en uno de los elementos de identidad de la ciudad.
Nos deteníamos inicialmente en la web municipal, que es de esperar pueda constituir un primer elemento básico de información para propios y visitantes, en general, y que efectivamente guarda un espacio propio para los elementos heráldicos de la ciudad, como son el escudo y la bandera, siendo esta última mucho más reciente que el primero ya que data de las postrimerías del pasado siglo XX (resultando fruto del diseño de un sanluqueño, el escritor y periodista José Carlos García Rodríguez).

Recurríamos asimismo a considerar lo expuesto (en relación con este particular) en la archifamosa (y tan utilizada) wikipedia (fuente de informaciones anónimas no siempre plenamente solventes), que alberga en un artículo sobre Sanlúcar de Barrameda unos párrafos específicamente dedicados por sus anónimos autores al escudo de la ciudad y sus contenidos.
En ambos casos, la torre, la estrella y el buey de San Lucas centraban el interés de las explicaciones sobre los elementos del escudo, haciéndose referencia a la naturaleza mitológica de la estrella y la torre sobre la que aparece, a la relación de ambos elementos con las fuentes clásicas, con el “Luciferi Fanum” y el templo de la “Lux Dubia”, con la Venus Marina (y antes incluso, con Astarté) y con el Lucero de la tarde divinizado, y, por tanto, con las navegaciones fenicias por las costas del Golfo de Cádiz y la paleodesembocadura del antiguo Guadalquivir (ese “lago Ligustino” de las fuentes clásicas al que hemos hecho referencia en anteriores ocasiones) y con el santuario (o los santuarios, que todo está por ver) que habría existido en estas tierras en la Antigüedad, el del yacimiento de La Algaida (sin perjuicio de otros hipotéticos lugares sagrados de este entorno en ápoca antigua).
Podemos encontrar (igualmente en internet) otra referencia al escudo de la ciudad de Sanlúcar en la página http://sites.google.com/site/simbolosdecadiz/costa-noroeste/sanlucar-de-barrameda, donde se señala que (en tiempos recientes) el empleo de dicho escudo fue aprobado por “Real Decreto 2653/1977 de 29 de septiembre, por el que se autoriza al Ayuntamiento de Sanlúcar de Barrameda, de la provincia de Cádiz, para rehabilitar su Escudo Heráldico Municipal. (BOE 24/10/1997)”, añadiéndose una descripción del mismo y una explicación sobre su significado.
 
En lo que atañe a la descripción del escudo en sí así como de los elementos que lo integran, textualmente se señala (en este mismo espacio web reservado a los símbolos de la provincia de Cádiz y de la Costa Noroeste gaditana):de plata, un toro de carnación alado, echado sobre unos Evangelios de oro, sobre ondas de azur y plata, y sumado de una torre en su color, superada de una estrella de plata. Al timbre, corona real cerrada”.
 
De otra parte, en lo tocante al significado de los contenidos del escudo, se dice lo que sigue: “El escudo de Sanlúcar aparece compuesto tanto por elementos cristianos como paganos. En primer término se observa un buey alado, que desde antiguo representaba en solitario el emblema original. En la actualidad, el buey aparece echado sobre unos evangelios de oro junto a un tintero y una pluma, representando estos símbolos al evangelista San Lucas, Patrón de la ciudad. La torre y la estrella se incorporaron en el siglo XVIII y aluden al primitivo Templo del Lucero, que fuera originado por los primeros poblamientos de la ciudad. Al escudo rodea una orla en la que está escrita la leyenda en latín “Luciferi Fanum Senatus” en referencia a dicho lugar sagrado. La palabra Barrameda procede de una palabra árabe (Bab-rha-mda), que significa puerta o tierra movediza, la cual hace referencia a una barra transversal que había en el río que dificultaba la navegación. Figura en el escudo de la Provincia de Cádiz”.
 
En este último ejemplo encontramos, además, un breve apunte sobre el vocablo “Barrameda” (que forma parte del nombre de la ciudad) y acerca de una posible etimología del mismo, así como sobre su posible relación con la naturaleza de las tierras de esta zona (más que con la barra del río); el sentido del término “Barrameda” no está exento de debate, ya que junto a la interpretación anterior otros especialistas determinan que ha de traducirse por “tierra firme entre marismas”, lo que refleja con nitidez la naturaleza histórica de las tierras de Sanlúcar.
 
Encontramos así, de forma recurrente (si bien no exhaustiva) varias referencias a la naturaleza y raíces mitológicas (y a su entronque y relación con los textos clásicos) de algunos elementos de los que conforman el conjunto de los representados en el escudo de la ciudad; de este modo tenemos la torre, bajo cuya representación subyacen, ritualizados y estilizados (fosilizados, podría decirse), tanto el templo del Lucero como incluso la “Turris Caepionis” (que la historiografía emplaza en la vecina localidad de Chipiona, a la que da nombre), y con ésta, las torres costeras del sistema fenopúnico de torres-faro que salpicaban la costa en la línea de las rutas de cabotaje de las navegaciones fenicias y púnicas en época protohistórica y alguna de las cuales pudo adornar las costas del actual término sanluqueño en la Antigüedad, máxime teniendo en cuenta el papel de dichas costas en la navegación del lago Ligustino y del paleocauce del antiguo Baetis.
 
En estos elementos religiosos precristianos podemos encontrar a esa divinidad femenina que durante siglos ha reinado en estas tierras y costas bajo la apariencia y forma convencional de Astarté, de la Isis marina y de la Venus protectora de los navegantes (dependiendo del pueblo y la cultura en cuestión), a la que habría estado dedicado el templo del Lucero de la Tarde y el Santuario de la Luz Incierta (ya se tratara de una misma cosa o de dos realidades distintas).
 
Estos símbolos, la torre y la estrella, dan testimonio de cómo el pasado histórico de las tierras que hoy forman parte del término municipal de Sanlúcar de Barrameda y su entorno inmediato, a una y otra banda del río cuenta con su propio rol en lo que respecta a las señas de identidad de la ciudad: su pasado más remoto (como sucede en otros muchos casos) es reivindicado como parte de su realidad histórica, de su naturaleza y de su identidad cultural, y ello se pone de manifiesto en la construcción (y en la exhibición) de sus emblemas simbólicos, como precisamente es el caso del escudo de la ciudad.
 
A los pies de la torre aparece el buey, acompañado por el libro y el tintero, símbolo del evangelista San Lucas, que tanta relación parece guardar con el propio nombre de la ciudad. Esta figura nos lleva al sentido del nombre de la ciudad, al “Lugar Santo”, al espacio sagrado que ha venido definiendo el carácter de esta comarca desde tiempos remotos, a la analogía entre el “Sanctus Lucus”, el “Sant Locar” y “San Lucas”, tantas veces comentada y tan poco definida.
 
Y, si no nos ceñimos al afán de lo inmediato, recordaremos que en el animal de San Lucas se encuentra asimismo el toro de Apis, el Buey Sagrado encarnación de la divinidad egipcia: una referencia más, a las divinidades orientales, que quizá vendría a sumarse al elemento divino femenino (Astarté, Isis, Venus…) que tanta presencia ha tenido en estas costas, traído por los navegantes del Próximo Oriente.
Astarté, Isis, Venus, Apis y San Lucas, cinco elementos simbólicos de naturaleza religiosa que se dan la mano en el escudo sanluqueño.

Todos los trabajos de Manuel Jesús Parodi publicados en SD   VER
 
 
 
Farmacias de guardia
 
Horario de misas
Actualizado Enero 2018
 
El baluarte digital
 
Domingo y de Feria
Domingo, Feria de la Manzanilla en esta ribera del Guadalquivir. Semana la que está por acabar en la que se han olvidado todos los problemas, donde ya no nos acordamos entre acordes de sevillanas, macetas y copas de buen caldo, de temas como el del mercado de Abastos.
 
 
Ciudadanos, alias : C'$, apoya a PaPá'$ ( Y a mamá'$ también )
María Natividad Salazar Sánchez.-Re$umiendo :No sabemos si es el vecino quien elige al alcaLde, o es el alcaLde quien elige a los vecinos.
( Fin de la cita )
 
 
 

 
Últimos entradas más leidas
 Sanlúcar  Media
Sanlúcar Digital  ISSN 1989-1962
 
 
     
© 2018 Portal Sanlucardigital.es
Joomla! is Free Software released under the GNU General Public License.