Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más
Biodiversidad
 
 
 
 
   
 
Biodiversidad PDF Imprimir E-mail
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 
22 de Mayo de 2010

Márquez MoyUn empujón a la biodiversidad

Manuel Jesús Márquez Moy.-Día Mundial de la Biodiversidad. Hubo un tiempo en que yo le daba importancia a los seres vivos según su funcionalidad dentro del engranaje de la Naturaleza, dentro de un Ecosistema. Si se veía que la funcionalidad estaba clara (los camaleones come tantos insectos al año, las aves insectívoras 2 kilos y medio cada una al año, las rapaces nos libras de muchos roedores que podían constituir plagas…y los mosquitos…pues su función es transmitir enfermedades, aunque eso desde la perspectiva antropocéntrica del ser humano no le fuera beneficioso, pero su misión, entre otras, es transmitir enfermedades).
En esto último del mosquito-buenos ejemplares los que se crían en la desembocadura del Guadalquivir-, el Profesor Castroviejo me corrigió hace años. Los mosquitos están ahí y nosotros también, y no por tamaño de unos y otros tenemos derecho a aniquilar las especies, aunque nos defendamos de ellas por molestas a guantazos. Todos tienen derechos a existir y coexistir por el mero hecho de que han superado una serie de etapas evolutivas y se merecen nuestro respeto, camaleones, invertebrados, y lo que sea.

Yo aún así añadía que quizás es que no sabíamos qué función es la que tenían muchas especies por desconocimiento nuestro. Pero me daba cuenta que de nuevo caía en esa perspectiva egocentrista del ser humano que pensamos que el resto de la Naturaleza está al servicio nuestro y que nosotros somos el centro del universo.

En Doñana, sin ir más lejos, durante largas etapas de sequía hay especies que salen beneficiadas y aprovechan esos ciclos para ser reinas en la pradería, en el secarral marismeño o en los pinares. Cosa que se les niega en los tiempos de etapas larguísimas de un clima más suave por la propia Naturaleza. Cuando vuelve el ciclo templado pues se quedan refugiadas, como aletargadas hasta cientos de años incluso en una estepa. Me refiero ya a microorganismos, a semillas.

En definitiva, la Naturaleza Planetaria tiene sus ciclos en diferentes regiones de la Tierra. Cuando empezamos a intervenir nosotros como Austrolopitecus, Neandertales y otros homos primitivos que convivían incluso unos con otros, según los últimos estudios realizados por Paleoantropólogos, usábamos los recursos de la Naturaleza, es más, el Homo sapiens sapiens forma parte de la Naturaleza. Pero algo falla cuando con el paso de los siglos pasamos aparentemente de un uso a un abuso de los recursos de la Tierra. Y ahora andamos en el debate del Cambio Climático. ¿Hemos producido un Ecocidio? ¿Estamos aniquilando la Tierra?. ¿Pero no somos el ser humano parte de la Biodiversidad del Planeta?. El caso es que hemos cometido excesos en muchas regiones de la Tierra, en muchos ecosistemas, poniendo en peligro la vida de otras especies. Y con nuestra consciencia percibimos que estamos poniendo en peligro, no la Vida de la Tierra, que continuará su curso, con nosotros o sin nosotros, y empezamos a movilizarnos para reparar ciertos desastres de los que nos consideramos responsables directos.

Y como siempre se ha dicho, una cosa está clara. El Planeta puede vivir perfectamente sin nosotros, pero nosotros sin los recursos del Planeta no somos capaces de vivir. Y el Planeta está pasándonos una factura bastante cara, porque la evolución natural de la Tierra la hemos trastornado a tales extremos que el oxígeno, la fertilidad de la tierra, los alimentos están deteriorándose tanto que hemos puesto en peligro nuestra vida dentro de esta Biodiversidad. Y esto no se puede quedar en gestos, aunque cada uno hace lo que puede y otros muchos nada. Ecologistas en Acción intentan hoy sábado salvar las Lagunas de los Llanos de Bonanza y la Veta de la Serrana en Sanlúcar de Barrameda.


Y es que ocurre algo fundamental a tener en cuenta. Cuando hemos intervenido tanto en un ecosistema, hemos metido las manos tanto tocando aquí y allá, abriendo canales, desecando lagunas, diseminando tantas toneladas de química en nuestros campos, a la Naturaleza por sí sola le cuesta regenerarse, y tenemos, como yo digo, que empujar a la Biodiversidad, para que tome impulso. Unos siguen empujando para derribar esa Biodiversidad, para aniquilarla, y los menos, tristemente, empujamos para volver a ver vida, mucha vida, variedad de vida, donde siembran tanta muerte.

 
 
   
 
     
© 2019 Portal Sanlucardigital.es
Joomla! is Free Software released under the GNU General Public License.