Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más
Bulería, Bulería.
 
 
 
 
   
 
Bulería, Bulería. PDF Imprimir E-mail
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 
09 de Abril de 2010

ZarazagaSorprendente son las burradas, con perdón, que andan largando algunos miembros de la plataforma Codema, que vuelven a cargar todas las culpas de la crisis en las espaldas de los trabajadores municipales

José Luis Zarazaga.-“Bulería, Bulería, tan dentro del alma mía / Es la sangre de la tierra en que nací / Bulería, Bulería…….” Huy, perdón, espero no haber destrozado los oídos de mis sufridos lectores y ruego tengan  presente que todo ha sido un lapsus de este su humilde desarticulista. Lo prometo no volveré a cantar, que tal como está el gallinero local mejor callarse.
El motivo de tanta alegría es que visionando las últimas noticias publicadas en nuestro excelente medio digital, detecto con agrado que nuestro pueblo vuelve a recobrar el pulso y deja por un momento el ambiente capilleril para entrar en asuntos mucho más loables.

 

  En verdad esta pequeña diatriba debería de haber tenido el excelente título de “Burrería, Burrería”, pero como dice mi gran amigo Miguel Ángel que soy un destrozador del lenguaje, pues no está en mi ánimo comenzar con semejante plan.

  Burrerías se cometen en nuestro pueblo para todos los gustos. Hoy quiero comenzar con algunas que de forma un tanto agradable se denuncian en los comentarios que mi editor está permitiendo en las diversas noticias publicadas y que denotan perfectamente que se puede llegar a opinar sin insultar. A modo de ejemplo, y totalmente llamativas son las críticas que recibe nuestro gran San Antonio por su desaforada defensa de la pluralidad y el servicio público que presta Telenina. Amigo Antonio, anda que lanzar semejante rebuzno, es de farmacia de guardia.

   Sorprendente son las burradas, con perdón, que andan largando algunos miembros de la plataforma Codema, que vuelven a cargar todas las culpas de la crisis en las espaldas de los trabajadores municipales. A algunos de estos miembros, que no todos, ya que dicho colectivo tiene todo mi respeto, deberé de recordarles que no solo hay que ser la mujer del Cesar, sino que también hay que parecerlo. A  algunos que tanto vociferan habría que recordarles que estuvieron trabajando para el Ayuntamiento y también para sus empresas auxiliares. ¡Qué mala es la memoria!, ¡Ah entonces todo estaba bien, no había problemas con la plantilla municipal, no estaba sobredimensionada y sobre gratificada según qué intereses partidistas!

   Señores, antes de hablar sin fundamento recuerden lo siguiente: “en casa del herrero cuchillo de palo”

   Este Equipo de Desgobierno, que tiene o no tiene mis simpatías, ya que a mí no me cae bien ningún político que se precie, si ha tenido una cosa clara y no es otra que haberle tocado bailar con la más fea.  La crisis que padece nuestro municipio no es fruto exclusivo de estos tres últimos años, ha sido consecuencia de una lenta y prolongada maduración y  si la culpa la tienen los trabajadores municipales, alguno se tiene que aplicarse el cuento antes de rebuznar porque ha formado parte del supuesto engranaje que ha provocado según él la tan debatida crisis.

   Rogaría que no se lancen más piedras y se esconda la mano. No hay que ser un Séneca para poder estudiar los presupuestos municipales y comprobar la reducción del Capítulo I, o sea gastos de personal. A mí me duele como ciudadano que se tenga que recortar el capítulo de inversiones, pero se ha primado sobre todo la parte social.

  En manos del Ayuntamiento no está la varita mágica que solucione el paro y sobre todo limitar la libre contratación de trabajadores sería un acto inconstitucional.                              

    Señores, como se dice en mi pueblo: “por la boca, muere el pez” y yo añadiría que el peor de los anzuelos es la demagogia.

   Un colectivo no debe de jugar a la política, sobre todo cuando está falto de credibilidad. ¿No hubiera sido más creíble y más ético el haber solicitado que se anularan los gastos suntuarios de Semana Santa, que se rebaje las subvenciones que se otorgan a la Unión de Hermandades, que se utilice el dinero recaudado con los palcos a favor de Caritas, que se solicite que este año no haya portada de Feria y que el coste se dedique a contrataciones, o por lo menos que el próximo julio se anule el concierto de David Bisbal, ya que el horno económico municipal no está para bollos y el dinero puede destinarse a otros fines?.

   Solo son unas pequeñas ideas, nada más, pero ahora empiezo a comprender esa gran valla publicitaria que han puesto en la carretera del Puerto, donde se ve un Pinocho con el siguiente lema: “¿Te han engañado?”, pues creo que a mí no. Lo dicho. 

 
 
   
 
     
© 2019 Portal Sanlucardigital.es
Joomla! is Free Software released under the GNU General Public License.